sábado, 5 de mayo de 2012

Crema pastelera

Hay mil y una recetas de esta famosa crema, y cada uno la hace y la adapta a sus gustos y costumbres.
Os voy a poner un par de ejemplos que son los que más me han gustado y los que suelo utilizar.


Crema pastelera I

Ingredientes:

- 1/2 litro de leche
- 1 vaina de vainilla
- 4 yemas de huevo
- 120 gr. de azúcar
- 50 gr. de maizena
- un trocito de mantequilla (opcional)

Preparación:

Abrimos la vaina de vainilla por la mitad y con un cuchillo raspamos las bolitas de dentro, ponemos todo eso, la vaina y las bolitas en la leche y lo calentamos al fuego para que la leche coja el sabor. Una vez bien caliente, lo apartamos del fuego y lo dejamos templar para que coja bien el sabor de la vainilla.

En un bol o mejor directamente en una cacerola, batimos las yemas con el azúcar hasta que blanquee,


una vez tomado el punto, añadimos la maizena y batimos todo bien,



vamos añadiendo la leche anterior previamente colada poco a poco y batiendo para que se integre todo bien, una vez todo mezclado homogéneamente, lo ponemos al fuego.


Lo ponemos a fuego medio, para que no se haga demasiado deprisa y se quede la harina sin cocer bien,  y vamos batiendo con las varillas constantemente hasta que espese. La retiramos del fuego y ahora es el momento de añadirle un trocito de mantequilla si quisiéramos para darle brillo y hacerla un moco más suave.


Lo ponemos en un recipiente y lo tapamos con un film transparente para que no haga corteza, podemos utilizarlo una vez templado, estando frío del todo es más duro de trabajar, fácil con la manga pero más complicado de extender, también puedes bajar la cantidad de maizena si quieres que quede menos espesa.

Crema pastelera II

Ingredientes:

400 gr de leche
3 yemas de huevo
75 gr de azúcar
30 gr de Maizena
Un trozo de corteza de limón (sólo lo amarillo)
½ cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:

Separamos la leche, 200 ml. por un lado y los otros 200 ml. en un cazo al que añadiremos la corteza de limón y pondremos a calentar hasta que hierva.

En otro recipiente con la otra parte de la leche, añadimos las yemas, el azúcar, la esencia de vainilla y la maizena, mezclamos todo bien.



Cuando hierva la leche que tenemos calentando, añadimos también la anterior mezcla y batimos todo bien con las varillas.

Cuando empiece a espesar lo podemos retirar del calor y sacamos la corteza de limón.  Ya está preparada, ahora solo queda dejarla enfriar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada